Home/La Ciudad de Granada y sus alrededores/El Albaicín y El Sacromonte – Dos parajes únicos

El Albaicín y El Sacromonte – Dos parajes únicos

El Albaicin y El Sacromonte – Una ruta que no olvidarás fácilmente

Patrimonio de la humanidad, El Albaicín puede que sea uno de los lugares más bellos y singulares del mundo. Posee unos paisajes que lo hacen especial con un carácter único.

Situado en la colina frente a La Alhambra, le permite tener una maravillosas vistas desde sus plazas y miradores, en las que se podrá contemplar el esplendor de esta región.

Pueblo precioso de Granada: Albaicin

Dando un paseo podremos ver desde El Arco de Elvira, entrada natural de la calle del mismo nombre, donde podemos encontrar tiendas de regalos marroquíes, kebap, restaurantes de comida árabe y sobre todo teterías. Desde aquí dejando a la derecha la iglesia de Santa Ana la calle Calderería Nueva y Calderería Vieja. Una vez llegado a Plaza Nueva, centro de neurálgico de la ciudad, repleta de tiendas y restaurantes, nos encontramos con La Real Chancillería, convertida hoy en sede del Tribunal de Justicia Superior de Andalucía. Desde aquí dejando a la derecha la iglesia de Santa Ana, descubriréis uno de los paseos más bellos del mundo. Recorrer la Carrera del Darro hasta el Paseo de los Tristes, una calle repleta de sorpresas, edificios simbólicos, museos, baños árabes, puentes iglesias y el río Darro delimitando los lindes con La Alhambra.

El paseo de los Tristes, un encanto especial

Llegados al Paseo de los Tristes, vistas inmejorables al margen, terrazas, bares y restaurantes nos dan la bienvenida. Subiremos por la Cuesta del Chapiz hasta llegar a la Plaza del Salvador. Si queremos ver la típica estampa de La Alhambra iremos al Mirador de San Nicolás, famosa por su puesta de sol, pero que se disfruta aún más desde un mirador un poco más alto; el de San Cristóbal. Desde ahí podremos ver también el barrio judio de El Realejo

Un paseo para admirar el encanto de la zona

Podemos pasear por el barrio, La Plaza Larga un rosario de imágenes granadinas, San Miguel Bajo con sus terrazas. En contra de su fama, el barrio no suele ser inseguro. Eso sí, debemos de tener cuidado en el entramado de calles y callejones. Siempre habrá algo que nos sorprenda en cada calle. Desde un convento hasta un aljibe, desde una muralla a un arco, de un palacio a un carmen. También podemos acceder en bus. Las líneas 31 y 32 Plaza Nueva evitaran algo de cansancio hasta subir al barrio. Eso si, no disfrutaremos de enclaves e imágenes únicas.

imagen de albaicin

Para acceder al Sacromonte solo debemos tomar el bus 35. Cada media hora de frecuencia y en Plaza Nueva la parada. Si decidimos ir caminando, justo en la mitad de la Cuesta del Chapiz tenemos el desvío junto a la estatua de Chorrohumo.

Repleto de cuevas habitables y con algún que otro museo, prescindible quizás, el Sacromonte es un lugar idílico en imágenes, folclore y raíces granadinas. Los espectáculos de flamenco “zambras” se suceden en las cuevas habilitadas a tal efecto. Son de fiar, no es algo solamente turístico, os sorprenderán las maneras y el arte de los espectáculos. Los más famosos son: La venta del Gallo, Los Tarantos y La Cueva de la Canastera. Da igual la elección, son todas de una calidad similar. Contra el rumor de inseguridad, nada más lejos de la realidad. Un barrio seguro y una gente amable.

Llegando al final de la ruta por el Albraicín

Al final del camino, en el monte llamado Valparaíso se encuentra La Abadía del Sacromonte, de visita obligada, donde en las antiguas cuevas se encontraron lo Libros Plúmbeos, que hacían demostrar la relación de las tres religiones existentes en la ciudad. Su biblioteca con más de 20.000 volúmenes, el patio y el retablo mayor de la iglesia deben ser visitados. El bus que llega es el 35, pero no en todos los trayectos. Lo mejor es preguntar a los conductores.

En cuanto a seguridad, por muchos programas televisivos en el que se duda de lo contrario, no son unos barrios conflictivos. Hay ciertos robos esporádicos en determinadas épocas del año, pero para evitarlos, aconsejamos no transitar por calles solitarias y, más conociendo las laberínticas calles del Albaicín. Ya sabéis para disfrutar del Albaicín y el Sacromonte lo mejor son pies y buen calzado. A disfrutar.

 

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies