Home/La Ciudad de Granada y sus alrededores/EL REALEJO – Un barrio Judio con una gran historia a sus espaldas

EL REALEJO – Un barrio Judio con una gran historia a sus espaldas

Así como El Albaicín era el barrio musulmán de la ciudad, El Realejo era el antiguo barrio judío. De ahí el topónimo de “greñuos” utilizado para las gentes del barrio y que proviene de las lindezas empleadas para denominar a los antiguos habitantes del barrio.

Vistas de la ciudad del realejo

Descubre el barrio de El Realejo y otros secretos de la ciudad en un paseo!

Para acceder caminando, la mejor forma de disfrutar del barrio,nada tan fácil como tomar la prolongación de Gran Vía por plaza Isabel la Católica. Dividiremos el barrio en dos partes para situarnos mejor y tener acceso a todas las ofertas que nos ofrece. Nada más pasear por Santa Escolástica, encontramos la Casa de los Tiros, no hay que perderse la visita a la Cuadra Dorada. Por el lugar también encuentran restaurantes bastante asequibles.

El barrio alto, La Antequeruela:

Está poblado de bellos cármenes, privados en su mayor parte, donde encontramos La fundación Rodríguez Acosta que preside la colina, visible desde cualquier parte de la ciudad, junto a la cúpula del hotel Alhambra Palace. La iglesia de Santo Domingo, con su iglesia y la imagen de Fray Luis de Granada en el centro o la iglesia de San Cecilio “patrón de la ciudad”, son puntos obligados de visita. El campo del príncipe, con su gran cruz y repleta de terrazas, restaurante y bares de tapas; absolutamente recomendable sobre todo en las noches de primavera y verano.

Un barrio seguro. Salvo casos excepcionales. Recomendamos perdernos por sus calles y descubrirlo a nuestro aire. En la parte baja, proliferan los nuevos locales de tapas; tabernas con un nuevo concepto.

Otras cosas que podremos ver en El Realejo

Si os gustan los grafitis, “El niño de las pinturas” suele dar color a lugares emblemáticos del barrio y hay quien peregrina a conocer sus pinturas, localizadas por El Realejo y convertidas en monumentos urbanos de la ciudad.

la iglesia en lo alto de el realejo

Proliferan los restaurantes de diseño, que han sabido convivir a la perfección con los más antiguos y típicos. Mexicanos, vegetarianos, árabes o italianos son fáciles de encontrar, así que siempre tendremos lo que queramos.

foto area del realejo

También puedes recorrer la ciudad en autobús para poder verla por completo!

Y no olvidéis pasear por sus calles y cuestas empinadas. Sin duda, el barrio merece una visita pausada y tranquila. El nuevo acceso a La Alhambra se realiza por sus calles; y, no olvidemos que El Realejo se encuentra a las faldas del monumento nazarí. Por eso, podemos subir en un placentero paseo hasta el monumento por la Cuesta del Realejo, o incluso, por Cuesta de San Cecilio. Esta última más empinada y con más dificultad.

Un resumen de todo lo que podemos encontrar en nuestra visita al Realejo

En resumen, podemos disfrutar del Realejo a cualquier hora del día o de la noche. Solo saber elegir el momento en el que disfrutar de todo lo que nos ofrece. Lo dicho a callejear y a disfruta El Realejo un barrio con solera aglutina entre sus calles numerosos y acreditados bares para disfrutar de una buenas tapas.

Algunos de los más memorables

Por citar a algunos de ellos: Candela en Santa Escolástica, Rossini, Martinetes en el Campo del Príncipe, numerosos en San Matías desde La Budinka a Lola por Dios, grandiosos mexicanos en Calle Molinos y Cuesta del Realejo. Irlandeses en Pavaneras o Comida inglesa en Calle Molinos, kebabs, papas en todas sus modalidades para llevar. Varela y prolongación de Navas con los nuevos locales de música indi y tapas de diseño.

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies